Neue Nachsortierung ES Nueva reclasificación

Pfeifer Sägewerk, de Uelzen, procesa con su instalación de gestión de apilado de Kallfass maderas en bruto de 2,5 a 4 m de largo…

Pronto hará 30 años que el aserradero Pfeifer se encuentra en servicio en Uelzen.
En sus inicios cortaba unos 200.000 m3 sólidos/año, mientras que este año serán ya 500.000 m3. Este enorme incremento con el paso de los años hace que se produzcan embotellamientos en diversas secciones de producción. Uno de ellos se produjo en el cambio de año 2018/19.

El aserradero del grupo Pfeiffer en Uelzen/ Alemania está pensado, principalmente, para la producción de embalajes y madera cortada. "Somos una planta totalmente integrada - utilizamos todos los productos que se generan en el área", destaca el director del centro Marco De Gennaro y aborda de este modo la producción de bloques asociada, así como la instalación KWK. Desde la puesta en servicio de la planta en 1991, la capacidad de corte se ha más que duplicado. La cantidad objetivo para 2019 es de 500.000 m3. El grupo Pfeifer invierte continuamente para mantenerse a la vanguardia de la técnica y aumentar permanentemente la capacidad de rendimiento. En el otoño de 2018 se dio otro paso en esta dirección: La empresa especializada en mecanización Kallfass, de Baiersbronn, Alemania, montó una nueva instalación clasificadora para productos secos. Anteriormente ya se encontraba en servicio en Uelzen una reclasificación, pero con ella se había llegado a los límites de rendimiento. "Nos gustó mucho el concepto de Kallfass y la empresa ha demostrado ser un buen socio", explica De Gennaro. La nueva instalación está diseñada para una cantidad de 90.000 m³/año. "En el futuro haremos pasar todos nuestros productos secos a través de esta línea”, dice el director del centro. Está especialmente satisfecho con el corte de precisión milimétrica de las tablas a partir de una longitud de 600 mm, como destaca en la conversación.

Solución bien pensada

Pfeifer procesa con la nueva instalación clasificadora en seco productos en bruto entre 2,5 y 4 m de longitud. Karsten Gottschalk, Director de proyectos de la planta de Pfeifer en Uelzen, cuantifica los cortes transversales de las tablas entre 12 y 100 mm de grosor y entre 70 y 250 mm de anchura. La alimentación de madera cortada de grandes dimensiones es apropiada para paquetes dobles de 1,2 m de anchura o paquetes grandes de 2 m de anchura. Un desapilado basculante separa la madera por capas, donde los listones apilados caen automáticamente sobre el transportador de cinta. En esta instalación de Kallfass hay también un colector automático de listones que es casi una instalación clasificadora de pequeño formato. “Como los paquetes de madera, con frecuencia, se apilan con doble capa, espaciamos las tablas por medio de una fase de separación. En los paquetes de madera de una capa puede omitirse, para lograr un rendimiento superior", explica el Director general de Kallfass, Hans Haist, durante la visita. Las tablas pasan transversalmente ante el operador: Éste valora las maderas y excluye las que son inadecuadas. Después viene el Tongloader®, que separa la película de las tablas. Kallfass aseguró un rendimiento de 120 ciclos por minuto. Una medición de la humedad controla la humedad de la madera. El producto demasiado húmedo se separa y se seca de nuevo. La sierra de corte transversal CNC posterior de Kallfass que hay instalada en Uelzen cuenta con cuatro tronzadoras. De este modo puede realizarse un corte con precisión milimétrica para una longitud de corte desde 600 mm. La unidad apiladora está equipada con cargadores para la colocación automática de los listones. Los paquetes de madera acabados descienden por medio de un dispositivo de elevación, donde una instalación existente los sujeta con flejes o con film. Después, los paquetes de madera limpios se colocan en el transportador de rodillos para su transporte de salida. El Director de proyectos de Kallfass, Enrico Goldhahn, resume de este modo las ventajas de la instalación: "No se produce ninguna pérdida de tiempo al desapilar debido al almacenamiento y tampoco en la paletización, gracias al apilado continuo con el dispositivo de elevación auxiliar." Actualmente, la nueva reclasificación de Kallfass funciona en régimen de dos turnos. "Si es necesario, todavía podemos añadir otro turno", concluye De Gennaro.

Alimentación: Kallfass instaló un transportador transversal que ofrece espacio para varios paquetes – después se realiza el desapilado basculante.

En la separación por capas los listones apilados caen automáticamente y llegan al colector automático de listones.

Las tablas circulan en el transporte transversal delante del empleado, que valora el producto y separa las piezas inadecuadas.

Empaquetado y transporte de salida: Depósito de listones con colocación automática de los listones.

Sincronización por piezas con el Tongloader®: Éste produce hasta 140 piezas por minuto.

Con la instalación de corte transversal CNC de Kallfass las tablas pueden cortarse por capas a la longitud deseada.

Holzkurier 42/2019, imágenes y texto Martina Nöstler