Diversifizierung mit Sägewerk ES Diversificación con el aserradero

En España se apuesta por la técnica alemana de instalaciones para la fabricación de materiales de madera. Kallfass instaló una clasificación por cajas con 45 cajas…

Desde hace un año, hay una nueva empresa en el sector europeo de los aserraderos: El Grupo Losán de La Coruña, España, ha invertido en la construcción de un aserradero en Soria. La particularidad: Al escoger a los proveedores, la empresa se decidió, casi exclusivamente, por la tecnología alemana.

Tecnología alemana en España: Linck instaló una línea de perfilado en el Grupo Losán.

Los fundadores de la misma fueron los hermanos Manuel, Luis y Emilio López Sánchez, en 1964, habiéndose especializado en la producción de paneles de virutas y MDF, chapa y madera contrachapeada. Actualmente, cuenta con once plantas de producción en España, Rumanía, Países Bajos, EE.UU. y Chile. La mayor planta de paneles de virutas se encuentra en Soria, a unas dos horas en automóvil, al nordeste de Madrid. En este centro se puso en servicio el nuevo aserradero en marzo de 2017. Jorge A. González Sánchez, director de la planta de Soria, describe en conversación con Holzkurier los motivos para realizar esta inversión: "Queríamos diversificar nuestros productos y consolidar todavía más nuestra posición. Además, con la madera residual generada podemos abastecer a nuestra planta de paneles de virutas y la central combinada eléctrica y de calefacción en Soria".

En medio de la zona de crecimiento

Cuando se conduce desde Madrid en dirección a Soria, el paisaje yermo apenas permite imaginar cómo es el suministro de rollizos al aserradero. Situada a más de 1.000 m de altitud, Soria se encuentra en medio de una de las zonas de crecimiento de pinos de España. Losán procesa principalmente las dos variedades locales pinus pinaster (pino carrasco) y pinus sylvestris (pino silvestre). El pinus radiata (pino de Monterrey), que tiene las mejores características de resistencia, se lleva hasta Soria desde el País Vasco, situado más al norte. De este modo se garantiza el suministro de rollizos. Además, desde el punto de vista logístico, la ubicación geográfica de Soria es muy favorable respecto a Madrid, Valencia o Barcelona.

Queríamos poder confiar en los proveedores y una construcción de máquinas limpia – por eso se escogió la tecnología alemana." 

Jorge A. González Sánchez, director de la planta de Losán en Soria

Proveedores fiables

Al escoger a los proveedores, la decisión recayó, casi exclusivamente, en la tecnología alemana. El proveedor general del depósito de rollizos y de la línea de aserrado – con la excepción de algunas instalaciones, que ejecutó la propia Losán – fue Linck, de Oberkirch (DE). Otros proveedores principales del nuevo aserradero son Kallfass, de Baiersbronn-Klosterreichenbach (DE), Vecoplan, de Bad Marienberg (DE), Sennebogen, de Straubing (DE) y Mahild, de Nürtingen (DE). "Queríamos contar con los mejores proveedores, para que la puesta en marcha del nuevo aserradero se desarrollase sin problemas", comenta González sobre la decisión. Y todo fue perfecto, como confirma: "Estamos muy satisfechos con los proveedores. Esto permitió una rápida puesta en marcha". El aserradero se puso en funcionamiento en mayo de 2017. Después de dos meses se introdujo un segundo turno y solo seis meses después el tercero. El próximo mes se quiere añadir un cuarto turno.
Originalmente estaba previsto cortar en el nuevo aserradero un 50 % de madera de construcción (dimensiones para la construcción en madera y de muebles) y un 50 % de material para embalajes. Gracias a la excelente demanda de madera cortada para palés, este campo representa actualmente el 90 % de la cantidad. "El mercado se ha tranquilizado algo pero el embalaje es como anteriormente", comenta González. El suministro de Linck comienza, como ya se ha mencionado, en el depósito de rollizos. Los dispositivos de trasbordo Sennebogen alimentan la mesa de entrega con rollizos. Después de la separación, los troncos pasan por una medición Microtec. Se separan automáticamente las maderas demasiado duras o blandas.
El descortezamiento Valon Kone posterior está equipado con ocho rodillos de avance, cuatro de ellos accionados. "Esto es especialmente ventajoso para los troncos cortos", comenta Martin Huber. Es responsable de la planificación de proyecto en Linck y supervisó profesionalmente la instalación en Losán. Una medición 3D de Microtec calcula de nuevo los datos maestros, en base a los que se realiza su clasificación en una de las doce cajas. Debajo de toda la instalación, Losán instaló por su propia cuenta la evacuación de las cortezas que caen, así como las cajas de hormigón.

Optimización total – El valor es más importante que el volumen

Los troncos descortezados solo se almacenan provisionalmente, en la medida de lo posible (el pino se azulea muy rápidamente), antes de pasar para el corte. La línea de corte, así como el sistema de clasificación de madera cortada están alojados en una nave existente, que Losán amplió en 30 m. La línea Linck está diseñada para rollizos de 2 a 4,6 m, así como un diámetro de raberón de 12 a 40 cm. Debido a la especialización en material para palés, así como la materia prima – a veces, el pino carrasco crece muy curvado – Losán corta principalmente madera corta con una longitud de 2,5 m. En la entrega del tronco, Linck instaló un tabique móvil (sube/baja) para que también las maderas cortas lleguen lo más "ordenadas" posibles para su separación. La velocidad de avance de la línea de perfilado puede regularse gradualmente de 30 a 100 m/min. Desde el transportador de troncos, éstos pasan primero por una medición 3D Microtec. En base a los datos, la optimización completa de Linck calcula el mejor corte posible. "En el programa están memorizadas todas las dimensiones de la madera cortada, así como su valor. La optimización calcula un tipo de corte adecuado para la anchura, longitud y grosor de los tableros de los productos principales y secundarios", explica Huber. El lema es: El valor es más importante que el volumen. Se corta de acuerdo con el número de unidades de producto predeterminado. La alimentación de rollizos puede realizarse antes, opcionalmente, con raberón o tocón.

De acuerdo con la optimización, el mecanismo de entrada coloca el tronco en la posición correcta. La primera máquina de arranque de virutas crea dos superficies planas. Después de girar el modelo 90° viene el primer grupo de perfilado. En un ciclo de trabajo intervienen en el modelo una máquina de arranque de virutas, una fresadora, así como una sierra circular. Las fresas fresan hasta el grosor de los tableros secundarios, las sierras circulares cortan hasta tres tableros secundarios por cada lado. Éstos se separan y transportan en el clasificador Kallfass.
Después de un nuevo giro de 90°, una fresadora en el grupo de corte posterior fresa los productos secundarios. Inmediatamente después sigue la sierra circular de hojas múltiples Linck con suspensión fija. Ésta corta la madera en productos secundarios y principales de cantos afilados (tableros para palés). "La línea está diseñada para un rendimiento anual de 250.000 fm en el servicio de dos turnos. La cantidad depende en gran medida de la materia prima, con grandes diámetros debe regularse el avance consecuentemente", explica Huber.

Extracción de los productos laterales después del grupo de corte previo en dirección al clasificador Kallfass.

Un empleado controla la calidad de la madera cortada.

Sincronización de los tableros por medio de un Tong Loader en dirección a las cajas.

Entrega a la clasificación

Los productos principales y secundarios pasan sobre transportadores de rodillos con extracción lateral sobre un transportador intermedio común. Desde aquí comienza la parte de Kallfass. El sistema de clasificación – según las especificaciones de la línea de aserrado – está diseñado para longitudes de madera cortada de 2 a 4,6 m. Los tableros tienen anchuras desde 70 hasta 250 mm, y grosores desde 17 hasta 120 mm. Por medio de una etapa de separación y un transportador curvado, los productos cortados llegan a una estación de revisión. Mediante el desplazamiento de las piezas de trabajo individuales, el empleado asigna una calidad a la madera cortada o puede realizar un corte frontal a la longitud apropiada en la sierra basculante.

Un Tong Loader sincroniza los productos en dirección a la clasificación: Coge cada pieza de la serie de tableros como una pinza y la coloca en el transportador de arrastre. Una medición en el transporte transversal calcula la longitud, la anchura y el grosor de las piezas de trabajo. En base a la dimensión y calidad se realiza la asignación a una de las 45 cajas inclinadas. "El rendimiento de la instalación es de 100 ciclos por minuto", explica Dominik Hauser de Kallfass. "Las clases para el programa de clasificación pueden introducirse en la oficina por medio de una tabla Excel y facilitarse al programa de clasificación a través de una red. Si es necesario, el operador puede transferir al programa actual, por ejemplo, cuando hay clases nuevas. Por el contrario, las tablas de clases pueden emitirse también como archivos CSV y leerse, así como editarse en Excel, explica Hauser.

Kallfass instaló 45 cajas para la clasificación de madera cortada – es posible la ampliación posterior.

Apilado también con diferentes anchuras por capa

El sistema de control indica automáticamente el nivel de llenado. Su supervisión es competencia, por una parte, de los empleados de la instalación de clasificación. Por otra parte, el operador de la instalación de la línea de aserrado puede consultar la pantalla. Cuando una caja está llena, puede vaciarse por debajo. La separación se realiza en el primer paso mediante correderas escalonadas, después mediante un separador clásico. La madera cortada llega de nuevo a una estación de control, donde el empleado tiene todavía la posibilidad de comprobar la calidad. La mecanización crea capas según la anchura del paquete. Una sierra tronzadora múltiple Kallfass corta la madera cortada a la medida requerida. Para ello hay disponibles una sierra fija y cuatro sierras basculantes variables. Las capas de madera cortada a la medida fija se colocan sobre el paquete que debe formarse, por medio de lengüetas de apilado. Kallfass instaló aquí además un sistema de colocación de listones automático con ocho depósitos. Hauser calcula que la potencia es de hasta doce capas por minuto. La apiladora puede formar también una capa con anchuras de tableros diferentes.
El paquete de madera cortada acabado llega a través de un mecanismo de elevación a un nivel más bajo, donde se sujeta con flejes automáticamente y se colocan las etiquetas correspondientes. Los productos de palés deben tratarse después según las prescripciones: Para ello, un constructor de máquinas de Soria instaló una cubeta de inmersión. Además, Mahild construyó cuatro cámaras secas.

Separación después del vaciado de las cajas.

Control antes del apilado.

Hasta cinco sierras basculantes proporcionan la longitud correcta en la sierra tronzadora múltiple Kallfass.

Dimensiones exactas: Las capas rectas demuestran el corte preciso y el apilado limpio.

Posibilidad de ampliación posterior

Aunque Losán se estrenaba en el campo de los aserraderos, según sus propios datos – también gracias a la buena atención por parte de los proveedores de máquinas – alcanzó rápidamente un buen rendimiento. "En nuestro mejor mes hasta ahora, alcanzamos ya los 20.000 fm", indica González y se muestra orgulloso de ello. Pero con el aserradero no se ha finalizado con el tema del procesamiento: El director general ya está pensando en otras inversiones. "Nos gustaría ampliar este centro. Los pasos siguientes podrían ser una instalación cepilladora o también una producción de palés", comenta para finalizar.

Fotografías del texto Martina Nöstler, Holzkurier 38/2018