Alles Palette ES Todo palé

La nueva línea de cepillado proporciona calidad. PKF Post produce casi seis millones de palés en dos centros en los Países Bajos...

La nueva línea de cepillado proporciona alta calidad

PKF Post produce casi seis millones de palés en dos centros en los Países Bajos. Se trata, exclusivamente, de formatos especiales. En 2017 la empresa invirtió en una instalación de cepillado con una mecanización de Kallfass en el centro del norte, situado en Finsterwolde. Debido a la buena experiencia se decidió implantar un proyecto similar en Venlo.

PKF Post suministra sus palés especiales, principalmente, a las industrias papelera, alimentaria y química. Quien piense en palés de madera cortada de mala calidad está muy equivocado: Las exigencias también son cada vez mayores para los palés - los clientes desean una precisión absoluta respecto a las dimensiones y también madera cortada limpia. Para poder cumplir estas exigencias y aumentar la eficiencia o el rendimiento, PKF Post invirtió en una nueva línea de cepillado junto con la mecanización completa en el centro de Venlo/NL. "Hasta ahora, el apilado en torno a la cepilladora era muy laborioso - por eso decidimos adquirir una nueva instalación", explica el director de proyectos Erwin de Jong. Además, se ha visto en Finsterwolde que con las tablas cepilladas se producen menos fallos en la producción de palés. Debido a la buena colaboración durante una transformación hace dos años en Finsterwolde, en PKF Post se decidió realizar de nuevo una mecanización de Kallfass, Baiersbronn-Klosterreichenbach/DE. Desde marzo se encuentra ya en servicio en Venlo la nueva instalación de Kallfass, junto con una cepilladora – igual que en Finsterwolde.

PKF Post produce diariamente en Venlo hasta 12.000 palés, a veces a partir de 1 unidad. Los datos para la producción de palés o las instalaciones de Kallfass se obtienen de la preparación del trabajo (AV). El control se realiza de forma totalmente automática - los empleados de la producción solo tienen, más o menos, más función de supervisión y únicamente intervienen en el proceso si es necesario", explica de Jong. "PKF Post controla toda la instalación a través de la interfaz del PC. La conexión de AV a la instalación cepilladora ha funcionado de forma excelente", afirma el director general de Kallfass, Hans Haist. El programa de palés en el AV calcula automáticamente las listas de unidades cuyas dimensiones son necesarias para el pedido respectivo. A partir de ello, en base a las listas de almacén de madera cortada, el sistema crea una recomendación de los paquetes que se envían a la producción.
La nueva mecanización de Kallfass comienza con una estación de suministro en la que hay espacio para varios paquetes de madera cortada. La instalación está diseñada para longitudes de entrada desde 2 hasta 6 m. Las secciones transversales comprenden desde 16 x 75 mm hasta 22 x 150 mm. El desapilado por capas se realiza con un elevador de vacío. Haist calcula que la potencia es de siete a ocho capas por minuto. En el transportador de cadenas transversal hay un escáner: Éste transmite si los listones apilados se encuentran en la capa de madera cortada respectiva. "De este modo, el cepillo para listones solo pasa sobre la capa cuando es necesario y podemos elevar el rendimiento", explica Haist.

El empleado valora en el transporte transversal la madera cortada y, si es necesario, gira el producto, de modo que el borde irregular mira hacia arriba.

El mejor lado automáticamente hacia arriba

Un empleado controla la calidad de la madera cortada en el transporte transversal. Las maderas no adecuadas se excluyen a través de una compuerta. Al mismo tiempo, gira manualmente las tablas, de modo que el borde irregular mire hacia arriba. "Después del cepillado, la mecanización gira de nuevo todas las tablas, para que queden con el lado bueno hacia arriba. Después las clavamos también en la producción de palés - esto es importante para el aspecto de los palés", explica Stefan Geutskens. Es responsable de las ventas en PKF Post y sabe qué quieren los clientes. Después de la valoración de la calidad se realiza la introducción longitudinal en la cepilladora. Las tablas se calibran con una velocidad de avance de hasta 250 m/min. Una cinta frena las tablas detrás de la cepilladora. Éstas se extraen hacia la derecha y debajo de esta unidad, se llevan hacia la izquierda en el transporte transversal, en dirección a la instalación de corte transversal CNC de Kallfass. Por medio de este proceso, como se ha dicho anteriormente, las tablas quedan con el lado bueno hacia arriba.

"La instalación de corte transversal CNC tiene siete sierras basculantes, seis de ellas pueden regularse de forma variable", explica Haist. De este modo, PKF Post corta las maderas a la longitud deseada para la producción de palés. El control se realiza desde la preparación del trabajo. Las lengüetas de apilado entregan las tablas de los palés en el sistema de apilado. Kallfass instaló cinco cargadores de listones que se posicionan automáticamente. El transporte de salida de paquetes se realiza por medio de un paternóster. Finalmente, los paquetes acabados se sujetan con flejes antes de que lleguen a la producción de palés propiamente dicha.

PKF Post está muy satisfecha con la gestión por parte de Kallfass. Antes o después, la nueva instalación debe reemplazar a la antigua totalmente. "Gracias a esta inversión podemos satisfacer los requisitos de nuestros clientes todavía más rápidamente y con una alta calidad", comenta finalmente Geutskens.

Un escáner controla si los listones apilados están presentes en la capa, un cepillo para listones los repasa automáticamente, si es necesario.

Alimentación o entrada longitudinal en la cepilladora.

Apilado con cargadores de listones.

La colocación precisa de los listones se realiza automáticamente.

Después del cepillado se extraen las maderas hacia la derecha y se giran automáticamente para poner el lado bueno mirando hacia arriba.

Instalación de corte transversal CNC de Kallfass: Con seis sierras variables pueden crearse los listones necesarios de forma flexible.

HOLZKURIER 41/2019, imágenes y texto Martina Nöstler